fbpx

La desigualdad de oportunidad en la educación superior.

    Show all

    La desigualdad de oportunidad en la educación superior.

    El presente ensayo tiene como propósito analizar la situación actual de la desigualdad de oportunidad en la educación superior peruana, en un contexto mercantilizado, burocratizado y tecnocratizado de la educación, en ese ambiente es preciso identificar las barreras de desigualdad que existen para acceder y mantenerse en la educación superior, es bien complicada la situación; pero a la vez, se nos muestra como un reto que tenemos los peruanos para superar antes de mediados del presente siglo XXI, esta dificultades y brechas.

    Antes de continuar, es preciso entender que significa hablar de igualdad de oportunidad para así comprender a que nos referimos cuando estamos hablando de desigualdad. Según Sánchez y Manzanares (2012), “la igualdad de oportunidades es un principio basado en la idea de que una sociedad justa sólo puede lograrse si cualquier persona tienen las mismas posibilidades de acceder a unos mínimos niveles de bienestar social y también contar con los mismos derechos que cada miembro de la sociedad” (p.34). En otras palabras, y hablando netamente de educación, es el hecho que cada individuo tengan la misma posibilidad de acceder a una educación con los mínimos niveles de calidad que el resto de las personas de una sociedad. Sin embargo, esto es poco factible en el Perú, ya que la educación con estas características, es decir de calidad, tiene un costo elevado.

    Otro de las cuestiones, es que existe una proliferación de universidades mercantilizadas que solo buscan lucrar de manera desmedida, sin ofrecer el más mínimo nivel de calidad académica. A la par están las universidades públicas, que ofrecen “servicios gratis”, pero para acceder a ella es muy costosa, paradójicamente, es casi imposible acceder para un joven que venga de una zona marginal. Tiene que costear la academia, su pensión, el viático, su vestimenta, las copias y los exámenes; que tiene un costo al redero de mil soles (S/. 1 000.00) mensualmente, esto es inaudito; las personas de estas zonas a lo mucho gana el sueldo mínimo1 (S/. 930.00). Por lo tanto, prácticamente es imposible que determinados grupos sociales en el Perú puedan acceder a una educación superior y menos a una educación de calidad, con una gratuidad que la misma constitución de la república lo estipula.

    El Perú es uno de los países donde existe más alumnos cursando estudios superiores.

    Estas serán las cuestiones que aportaran, se argumentaran y profundizaran en el presente ensayo; sin embargo, antes que entremos a detallar este punto, es preciso delimitar ciertos aspectos que nos permitirán entender mejor este análisis. Si bien es cierto que el Perú es uno de los países donde existe más alumnos cursando estudios superiores (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, 2018), ello no implica que todos este recibiendo una educación de calidad. Nuestro estudio se enfoca en analizar la desigualdad que existe para recibir una “educación de calidad”, no a una desigualdad para acceder a la educación superior, porque creemos que este último no es un problema en el Perú.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.